¿Qué smartphone comprar y cómo elegirlo? 9 blogueros te dan sus recomendaciones

¿Qué smartphone comprar? ¿Cómo elegirlo? El número de personas que se suma a la ola de los teléfonos inteligentes seguirá multiplicándose año tras año, de cualquier edad, hoy en día vemos a casi cualquier persona que se nos cruza por el camino con un smartphone en la mano. Por este motivo todos los días aparecen nuevos compradores, los primerizos, estos que por alguna razón no han tenido todavía un smartphone de su propiedad.

Qué smartphone comprar y cómo elegirlo 9 blogueros te dan sus recomendaciones

Por este preciso motivo se me ha ocurrido armar un artículo con distintas opiniones y recomendaciones sobre qué smartphone comprar y cómo elegirlo, aunque reconozco que también le será de mucha ayuda a personas que ya tengan uno pero simplemente quieran opiniones para nuevas adquisiciones. La idea es que sirva de orientación para muchos.



He consultado a varios blogueros con amplios conocimientos en tecnología móvil sobre cuáles son sus opiniones y recomendaciones a la hora de comprar o adquirir un nuevo smartphone. Después de tomarme el atrevimiento de invadir su tiempo y consultarle a cada uno de ellos, a la final he logrado recopilar 8 opiniones de distintos blogueros a los cuales les agradezco enormemente por tomarse el tiempo y la molestia de participar colaborando con Móvilis y mi persona.

Realmente son 9 opiniones para saber qué smartphone comprar contando la mía propia. Empecemos con mi opinión.

¿Qué smartphone comprar y cómo escogerlo? 9 blogueros te lo dicen

Marco AmestyMarco Amesty (@MarcoAmesty)

Fundador de Movilis.com. Me gusta mucho escribir y leer sobre tecnología así como opinar sobre la industria tecnológica móvil. Ing Electrónico: Telecomunicaciones y Músico. Soy multiplataforma.

Para decidirse y saber qué smartphone comprar, yo soy de los que siempre recomienda mirar las especificaciones técnicas del aparato móvil (en este caso un smartphone) antes que cualquier otra cosa, incluso, antes que la marca, pues ésta no siempre indica que un móvil sea mejor que el otro en cuanto a rendimiento. Así que basándome en mi opinión personal, voy a recomendarte algunos puntos interesantes.

Con “especificaciones técnicas en cuanto a hardware” me refiero a que debes investigar un poco acerca del interior del teléfono, no sólo si es feo o bonito por fuera.

La memoria RAM es muy importante, pues es uno de los factores que influyen en el rendimiento del smartphone, así que tendrás que ponerle el ojo a los megabytes  (MB) o gigabytes (GB) que tenga de memoria RAM, teniendo en cuenta que “GB” es más que “MB”. Por ejemplo, si vas a comprar un celular Android, debes saber que uno con 768 MB de RAM será considerablemente más lento y limitado para correr aplicaciones y juegos que uno que tenga 1.5GB de RAM (ojo, Android es un ejemplo, podría ser un Windows Phone, un BlackBerry, o hasta un iPhone). Lo mismo pasa con el CPU o procesador, es el corazón del smartphone, por lo que tienes que investigar qué procesador posee, si trabaja en MHz o en GHz, y si tiene uno, dos, tres o cuatro núcleos, tomando en cuenta que GHz es más que MHz; ejemplo, obviamente un teléfono inteligente con 1.5GB de RAM y un CPU con dos núcleos de 1.7GHz, funcionará mucho mejor que uno con 512MB de RAM y un CPU de un solo núcleo a 800 MHz o 1GHz. ¿Ves? No es tas difícil, sólo hay que hacer comparaciones para luego tomar decisiones.

Mi idea es dotarte de las nociones técnicas más básicas que conforman un smartphone para que cuando vayas a comprar uno, sepas qué cosas tomar en cuenta. Por cierto, hace un buen tiempo también escribí un artículo similar a este, puedes echarle un ojo si lo deseas después: cosas a tomar en cuenta antes de comprar un smartphone.

Eduardo MarinEduardo Marin (@Ed_Marin)

Coordinador de Gizmología. Editor en ALT1040 y Ecetia. Estudio Ingeniería y me apasiona todo tema relacionado a la tecnología, la innovación y los videojuegos.

Estoy convencido de que la pregunta “¿qué smartphone comprar?” siempre tiene una respuesta bastante personal, es decir, siempre depende de quién la pregunte. Para uno elegir bien, debe pensar en necesidades propias. Eso sí, no por eso dejaría de asegurar que existen una serie de pasos a seguir, por así decirlo, para elegir la mejor opción.

Por ejemplo, podría resumirlos en gustos y necesidades. Ya hablemos de venezolanos o en general de cualquier usuario, debemos tomar en cuenta factores como: ¿Para qué queremos el smartphone más allá de las razones básicas? (¿tomar muchas fotos? ¿Necesitamos muchos juegos? ¿Una gran pantalla para ver siempre vídeos?), o por supuesto, cuánto presupuesto contamos para la compra.

Pero si me piden que me deje de rodeos y sencillamente recomiende un dispositivo, no podría elegir solo uno, pero sí cinco buenísimas opciones:

-Nexus 5: precio espectacular, hardware de última generación, y siempre al día en cuanto a actualizaciones de Android (*al menos por un buen tiempo*), de forma rápida gracias a que está bajo la responsabilidad de Google. Incluso en Venezuela, si importas uno de estos teléfonos usando los famosos “cupitos”, sale muy barato, y debo repetir, es un teléfono excelente.

-Moto G: el mejor Android que puedes conseguir por un precio bastante bajo, y también va de la mano de Google, lo que tiene muchas ventajas. El Moto G no tendrá las mejores características (aunque sí muy buena para el usuario promedio, no ese que le quiere hacer overclock al CPU del teléfono), pero por unos 150 o 170 dólares es una compra espectacular. En Venezuela no está disponible, pero nuevamente, se puede importar (¿acaso muchos ya no hacemos esto?). En Argentina si está, por un precio muy bueno.

-Samsung Galaxy S4 o Galaxy Note 3: Fui usuario del Galaxy S2, y el S3 me decepcionó muchísimo, y ni hablar de los primeros dos Notes. Me pareció que con todo ese problema de patentes y demandas Samsung creó un teléfono, sencillamente feo, y que no daba sensación de ser lo bueno que prometía ser. Todo eso fue corregido con el S4 e incluso el Note 3, que es el primer phablet que me ha gustado realmente. Cuentan con un hardware de punta, y un software que por primera vez no molesta, sino que tiene sus cuantas maravillas (en comparación a Android Stock, me refiero). ¿Cuál de los dos elegir? Son *casi* lo mismo en cuanto a hardware (aunque la cámara del S4 es superior), pero realmente se basa en qué tan grande quieres la pantalla.

-iPhone 5s: el smartphone más nuevo de Apple casi siempre será una gran opción a elegir, guste a quien guste, y a quien no también. Llaman a iOS cerrado, pero hay que tener claro que gracias a eso cuenta con grandes ventajas como una fluidez impecable, especialmente gracias a su nuevo CPU de 64 bits. Ya esto es cuestión de gustos, si te gusta Android, mira las opciones anteriores, si te gusta el iPhone, no mires iPhone 5, mucho menos 5c, ve por el iPhone 5s. Su cámara, diseño, velocidad y catálogo de buenas aplicaciones lo hacen un gran smartphone. Y no, no todas las aplicaciones son de pago, hay muchas buenas gratuitas, muchísimas, e incluso todas las semanas regalan alguna app de pago de forma oficial y sin piratería.

-Nokia Lumia 1020: el sistema operativo Windows Phone está creciendo muchísimo, y en especial gracias a los modelos más baratos se ha hecho muy popular durante el 2013. Pero ninguno gana al Lumia 1020 y su monstruosa cámara de 41 Megapíxeles. Es el mejor teléfono que hay en lo que concierne a fotografía móvil, y además su ecosistema ya está lo suficiente maduro para que, en teoría, no te haga falta ninguna aplicación si provienes de Android o iOS (con sus excepciones, por supuesto, pero las “básicas” de redes sociales, Whatsapp e incluso juegos, ya están, y cada vez llegan más). Si quieres probar Windows Phone, esta podría ser la mejor opción.

Los primeros dos teléfonos se mueven entre los 150 y 350 dólares, mientras que los tres (o cuatro, realmente) últimos cuestan un promedio de 700 dólares. Algunos son caros, algunos baratos, pero en mi opinión esto es lo mejor que hoy por hoy existe en el mundo de los smartphones.

Como nota: no recomiendo BlackBerry desde hace más de un año, y dudo que lo vuelva a hacer si siguen como van. Ya no vale la pena.

Clelia Santambrogio

Clelia Santambrogio (@clelia_sa)

Periodista, Editora en Computerworld Venezuela.

Un usuario novato tiene que tener en cuenta a la hora de adquirir su primer smartphone en el uso que le va a dar, es decir, en función de sus necesidades. Si lo quiere sólo para llamar y enviar mensajes, si lo quiere para jugar, navegar, ver películas o le gustaría sacar fotos y colgarlas en las redes sociales. Tiene que ver si ya está familiarizado con pantallas táctiles o por el contrario, se siente más cómodo con el teclado tradicional. La idea es que compre el equipo con el que le va a sacar provecho a todas las funcionalidades y prestaciones que le ofrece y lo más importante, que valore la relación calidad/precio para que sienta que su inversión valió la pena.

Recomiendo que consulte la oferta local de las diferentes marcas y sus sistemas operativos: iPhone, Android o Windows Phone. Se aconseja que la elección de este primer equipo sea muy bien pensada y consultada, ya que sería muy triste que adquiera un móvil con el que más adelante no pueda hacer determinadas tareas que el usuario descubrió o se sienta motivado en hacer.

Jose MendiolaJose Mendiola (@Jose_Mendiola)

Escribo en ElConfidencial y Engadget. Trabajo en marketing y productividad. Me gusta correr, soy zurdo… y tengo un perro! Blog personal: Mi Vida Geek.

Aunque pueda parecer lo contrario, la compra de un smartphone es muy complicada y hay dos motivos que lo provocan: la amplísima oferta y la ‘guerra’ de plataformas. Posiblemente sea la segunda la que más difíciles ponga las cosas al comprador, sobre todo si no es conocedor del mercado: es muy difícil que al preguntar a algún usuario experto, éste logre superar las filias y fobias y le recomiende una plataforma de forma objetiva. El exceso de oferta complica también el asunto porque hay tantos modelos que satisfacen diferentes perfiles de usuario que resulta muy complicado decir “compra este”.

Pero como quiero mojarme en el asunto, yo recomendaría a un usuario primerizo un Windows Phone económico (un Nokia) y explico el motivo: el consorcio ‘nokiasoft’ (Nokia y Microsoft) ha logrado unir lo mejor de Apple y Android en sus modelos. Un Nokia WinPho cuenta con la homogeneidad en la experiencia de uso de iOS, pero con los precios mucho más asequibles de un gama media de Android. Windows Phone es sencillo, intuitivo y muy estable, y es una plataforma creciente desde la cual, a medida que el usuario sea más avanzado, podrá optar por una de las grandes como paso posterior, o bien quedarse en Windows Phone.

Christian von EitzenChristian von Eitzen (@christiandve)

Ingeniero de Telecomunicación. Innovación, telecom, webs, analítica y SEO. Social Media. Creando puentes entre el mundo y las TICs. Bloguero ocasional en geek’sroom. Blog personal: Blog de ChristianDvE.

¿Qué smartphone comprar? La verdad es que es una pregunta complicada. Hoy en día, afortunadamente, hay una gran variedad de sistemas, fabricantes, modelos y precios, lo que amplía las posibilidades pero dificulta la elección.

Como cualquier compra, mi recomendación es siempre hacerlo con criterio y pensando en qué se va a utilizar al menos a corto plazo (con el tiempo, sí que es posible que le encontremos otros usos al principio no contemplados o imaginado). El objetivo de la compra puede ayudar a determinar, al menos parcialmente, el tipo de smartphone. ¿Realmente es necesario un smartphone? La respuesta en muchos casos es sí debido (casi seguro) a que se desea tener WhatsApp. Ni más ni menos. Para estas situaciones, un smartphone económico cumplir perfectamente el cometido.

A la hora de elegir el terminal, el elemento clave suele ser el precio. En España y en cada vez más países, en general, los operadores de telefonía móvil ya no “regalan” los móviles (suponiendo que alguna vez lo hayan hecho) y los financian a plazos. Por tanto, hay que sopesar seriamente si el desembolso económico está al alcance del bolsillo. Lo que está claro es que a todos nos gustaría tener siempre el último modelo de los terminales de gama alta en cuanto salen al mercado, pero eso no siempre es posible.

Una vez delimitado el presupuesto aproximadamente, conviene analizar si necesitamos alguna aplicación que solo esté en alguna de los principales (a día de hoy) sistemas operativos móviles: iOS (iPhone), Android, Windows Phone y Blackberry. Lo normal es que si no está el programa exacto, haya un equivalente dentro de las respectivas tiendas de apps.

Otros sistemas como Firefox OS, Jolla, Tizen, etc. los dejo de momento fuera porque aún están en fase de expansión y su futuro está por determinar.

En la elección de la plataforma entran en juego normalmente las recomendaciones de familiares y amigos, así como el gusto que cada uno tenemos. Como directrices generales, se podría decir que:

iPhone (con iOS) de Apple: son terminales de muy buena calidad y que funcionan y responden muy bien pero con unos precios relativamente elevados en comparación con algunos terminales de la competencia.

-Smartphones con Android: es el sistema operativo móvil más extendido a día de hoy y hay una cantidad enorme de fabricantes con teléfonos que van desde pocos euros hasta lo que queramos gastar, prácticamente. Las prestaciones suelen ir en línea con el precio, existiendo terminales económicos que cumplen perfectamente muchas funciones “básicas”. Los “mejores” (gama alta) como la famosa familia Galaxy S de Samsung tienen precios similares a los iPhones equivalentes. Los últimos modelos de la serie Nexus de Google (el Nexus 5 ahora mismo) han roto un poco el mercado mejorando la relación calidad precio manteniendo buenas características técnicas aunque sacrificando un poco algunos elementos como por ejemplo la cámara. Así como los iPhones tienen por el momento dos tamaños de pantalla (3,5 y 4’), los basados en Android tienen una gran diversidad de dimensiones (adecuados para aquellas personas a las que no les importa tener un terminal voluminoso a cambio de una pantalla de gran tamaño).

Terminales con Windows Phone: el sistema operativo para móviles de Microsoft, a pesar de haber llegado más tarde, sigue ganando adeptos. Es visualmente un poco diferente a iOS y Android pero en línea (acertadamente, en mi opinión) con Windows 8 para los PCs y tabletas. Funciona muy fluido y está instalado en diferentes modelos de Smartphone (la mayor parte de ellos, de Nokia) con precios de gama media y alta. Los modelos Nokia Lumia de gama alta se caracterizan por tener cámaras de fotos de muy buena calidad. Más que recomendables si se quieren para esos cometidos. El máximo exponente, a día de hoy, es el Lumia 1020.

Blackberry: a pesar de que intenta con sus nuevos modelos táctiles recuperar el terreno perdido, el futuro de este fabricante es incierto y sus terminales más clásicos (con teclado) son ya difíciles de conseguir y los nuevos, si se compran libres, tienen unos precios desorbitados por lo que he estado viendo últimamente. No obstante tiene su público fiel que prefiere utilizar teclados físicos.

Como se puede comprobar, la elección de la plataforma y modelo exacto de terminal es en muchos casos un pequeño quebradero de cabeza. El consuelo es que, elijamos lo que elijamos, es casi seguro de que satisfará (incluso con creces) nuestras necesidades y cuando toque cambiarlo (dentro de unos años, cuantos más, mejor) ya tendremos más criterio sobre nuestros propios gustos.

Javier LacortJavier Lacort (@jlacort)

Geek • Tecnología móvil & Internet • Hipertextual. Blog personal: Javier Lacort.

Lo primero a tener en cuenta: ¿qué presupuesto tienes? Mis recomendaciones personales:

– Hasta 200 dólares → Moto G y Nokia Lumia 520.
– Hasta 400 dólares → Nexus 5
– Más de 500 / 600 dólares → Galaxy Note 3, LG G2 por su batería, Nokia Lumia 1020 por su cámara, iPhone 5s por su rendimiento y ecosistema, Sony Xperia Z1 por ser resistente a agua y caídas, o el propio Nexus 5, más que a la altura de todos estos por mucho menos dinero.

Plataforma: Android es la más versátil y tiene un ecosistema muy profundo. Windows Phone es la más innovadora con sus live-tiles, el equilibrio entre un sistema cerrado pero personalizable por el usuario, su ecosistema está más limitado pero ya se encuentran alternativas al menos para casi todo. iOS es la más conservadora y cerrada, pero su fluidez y su ecosistema no tienen rival.

El resto: tamaño y calidad de la pantalla, especificaciones, calidad de la cámara, etc, ha de verlo el usuario individualmente en base a qué necesite. Mi consejo: no fiarse sólo de números (más mAh de batería no implica que esté bien optimizada, más megapíxeles en la cámara no implica que el sensor de buena calidad, etc), y siempre que se pueda probarlo antes: el de un amigo, el expuesto en una tienda, etc.

Javier PastorJavier Pastor (@javipas)

Informático superior por la UPM de formación y redactor técnico de profesión. Escribo en Xataka Móvil, Xataka Android y Xataka. Blog personal: Incognitosis.

Para gente sin grandes conocimientos, desde luego no iría a un modelo de gama alta, aunque los iPhone ciertamente tienen una interfaz con una usabilidad fantástica, pero un usuario novel no va a sacar partido probablemente de esas opciones y el precio no creo que compense a no ser que el usuario pueda realmente permitírselo.

En mi caso iría a dos opciones: el Motorola Moto G basado en Android, o el Nokia Lumia 520 basado en Windows Phone 8. En ambos casos el coste es muy contenido (180 euros para el Moto G aproximadamente, 130 para el Lumia 520 si no me equivoco), y las opciones son más que decentes para una primera aproximación a este mundillo. En ambas plataformas hay todo tipo de aplicaciones (la omnipresente WhatsApp, por ejemplo, requisito imprescindible para muchos usuarios) y juegos, y tanto la cámara como el resto de prestaciones a nivel hardware son igualmente decentes. Buenas pantallas, procesadores modestos pero solventes y capacidades de almacenamiento también decentes para ir comenzando a sacar partido a los terminales.

Entre los factores que contemplaría a la hora de recomendar un terminal a un usuario sin demasiados conocimientos estaría el tamaño de pantalla que desean, la cámara –otro requisito que llama mucho la atención, aunque pocas (prácticamente solo en gamas altas) logren ser competentes realmente en todos los escenarios– o algunos apartados extra de interés como el hecho de poder acceder a modelos Dual SIM (ni el Moto G ni el Lumia 520 ofrecen esa opción) para combinar dos tarjetas de distintos operadores. La plataforma móvil no es tan relevante porque el usuario va a acabar aprendiendo a trabajar con cualquiera que se le ponga delante, y hoy en día todas ellas están bastante pulidas, aun siendo tan diferentes.

Desde luego recomendaría un teléfono sencillo. Si el usuario luego ve que ese terminal se queda corto ya habrá tiempo de invertir en dispositivos más capaces una vez tenga cierta experiencia en este campo.

Gerardo TorrealbaGerardo Torrealba (@tvgerardo)

Venezolano, amante de la tecnología y fan de los móviles. Editor en Bitmóvil.

Actualmente elegir un nuevo smartphone es una aventura. Hay tanta variedad de equipos y plataformas móviles que se hace muy difícil decidir sin sentir que se pudo haber optado por algo mejor. Pero que termine siendo una circunstancia compleja no quiere decir que nos amargará el día. De hecho, puede resultar siendo una elección bastante sencilla si determinamos nuestras necesidades y posibilidades.Últimamente cuando me preguntan qué equipo pueden comprar, por lo general recomiendo determinar el presupuesto, la calidad de fabricación y un par de especificaciones técnicas (chip, almacenamiento interno, RAM, cámaras y batería; lo demás viene atado al presupuesto), pero quizás lo más importante y a lo que recomiendo poner especial atención es al cuidado que el fabricante da al sistema operativo y las aplicaciones disponibles.

Este último punto está más que demostrado, porque ahora mismo cuando alguien va a comprar un smartphone una de las cosas que más toma en cuenta, además de la cantidad de los megapíxeles de la cámara y el diseño, es si tiene alguna aplicación en especifico. Por lo tanto, la variedad de aplicaciones es uno de los puntos importantes a tener en cuenta.

Recomiendo no regirse por una formula especifica, de ser posible tratar de, literalmente, perseguir por la web (a menos que estés en Venezuela, deja de ser literal), el o los equipos que has considerado. A través de mucho blogs te puedes nutrir de información, con opinión real, de cómo se comporta el equipo. Así no tendrás sorpresas semanas después de haberlo adquirido.

Como resumen, tener en cuenta:

-El presupuesto: lo smartphones no sólo son los de gama alta. Ya no hay que gastar miles para tener un teléfono inteligente que tenga buenos juegos y tome fotos decentes.
-La gestión del *software* por parte del fabricante: ¿Cómo gestiona el fabricante las actualizaciones, qué tan optimizado está el sistema?
-Las especificaciones: Batería, procesador (chip), memoria interna, RAM y las cámaras.

Irene Bravo DiazIrene Bravo Diaz (@adnfriki)

Emprendedora. Adicta al mundo Web. Escribe en ADNFriki.

A menudo me realizan esta pregunta y mi respuesta siempre es la misma. Respondo con otra pregunta: “¿Para qué lo vas a querer?”. O lo que es lo mismo, qué uso le vas a dar. Mi respuesta, por tanto, valdría también si lo que buscas (sí, tú, que estás leyendo esto) es una tablet.

Dependiendo de para qué vayas a utilizar el dispositivo, deberás tener en cuenta unas características u otras. Por ejemplo, supongamos que quieres un móvil nuevo para jugar a esos juegos de Gameloft que tantos recursos consumen (ocupan mucho espacio, requieren un buen motor gráfico, agilidad…). Estas tres cosas se traducirían en almacenamiento interno, GPU y memoria RAM. En estas tres cosas deberías de fijarte a la hora de decantarte por un smartphone u otro, pues una elección equívoca hará que en un futuro no muy lejano, te arrepientas de haber realizado esa compra, e incluso muy probablemente querrás deshacerte del dispositivo adquirido.

Ahora bien, si no tienes ni idea de hardware… ¿cómo sabes qué es lo mejor o lo correcto?. El valor de la memoria RAM, por ejemplo, será mayor cuanto mejor sea. Lo mismo sucede con el almacenamiento interno. Por ejemplo, 2 GB de memoria RAM es mejor que 1 GB, y 16 GB de memoria interna es más que 8 GB. Respecto a esto último, si vas a utilizar el Smartphone para jugar, es importante también que contenga ranura para ampliar su almacenamiento mediante tarjetas micro SD. La gama Nexus de Google, por ejemplo, es muy potente pero prescinde de ello.

Por último, también te recomiendo utilizar una página Web que te ayude a comparar características. Si buscas “Comparar móviles” en Google, encontrarás varios. En lo personal, te recomiendo Compare Cell Phones. Este sitio Web te ayudará a tomar la decisión final, ¡suerte con la compra!

¿Tienes dudas o consultas por hacer? ¡No lo dudes! Haz cualquier pregunta con un comentario, voy a responder todo lo que esté a mi alcance. Realmente espero que todo el que lea este artículo le sirva en gran manera. Una vez más gracias a los chicos que lo hicieron posible.

Escrito por Marco Amesty

Fundador de Movilis.com. Me apasiona escribir sobre tecnología, comentar y opinar sobre la situación actual de la industria tecnológica móvil. Ing Electrónico: Telecomunicaciones y Músico.

Comentarios

Deja un comentario


10 comentarios

  1. Excelente, muchas gracias de nucha ayuda, los felicito a todos…:)

  2. Responder
  3. No compren el GALAXY S8+, aparentemente es el mejor celular, pero es el mas frágil del mercado, si llegase a romper la pantalla, el costo de reparación es elevado, sin contar que no cuentan con personal capacitado para realizar el cambio.

  4. Responder
  5. Muy buen aporte, me ha gustado mucho el post.
    Felicitaciones Marcos y a todos los participantes.
    Un saludo.

  6. Responder
  7. Hola, Marco.

    Muy interesante el documento con diferentes puntos de vista y opciones (aunque creo que coincidimos en el fondo más o menos todos). Buen trabajo. Es un tema de actualidad.

    Saludos.

  8. Responder